04.02.2020

Hace un año se firmó el Documento sobre la Fraternidad Humana

AIN.- El 4 de febrero de 2019, el Papa Francisco y el Gran Imán de Al-Azhar firmaron la Declaración de Abu Dabi, una invitación a la reconciliación y a la fraternidad. Recordamos algunos pasos realizados hasta ahora siguiendo el espíritu de este documento.

Pasó un año desde la firma del histórico “Documento sobre la Fraternidad Humana por la paz mundial y la convivencia común”. Para marcar este hito, no sólo en las relaciones entre el cristianismo y el islam, estuvieron, el 4 de febrero de 2019 en Abu Dabi, el Papa Francisco y el Gran Imán de Al-Azhar, Ahmad Al-Tayyib, señalando como brújula la cultura del diálogo, la colaboración común y el conocimiento recíproco.

El Documento es un llamamiento para poner fin a las guerras y condena los flagelos del terrorismo y de la violencia, especialmente aquellos revestidos de motivos religiosos. “La fe – se lee en el prefacio – lleva al creyente a ver en el otro a un hermano que debe sostener y amar”.

“Un documento pensado con sinceridad y seriedad para que sea una declaración común de una voluntad buena y leal, de modo que invite a todas las personas que llevan en el corazón la fe en Dios y la fe en la fraternidad humana a unirse y a trabajar juntas, para que sea una guía para las nuevas generaciones hacia una cultura de respeto recíproco, en la comprensión de la inmensa gracia divina que hace hermanos a todos los seres humanos (Documento sobre la Fraternidad Humana)”.

Las religiones son puentes entre los pueblos

La Declaración sobre la Fraternidad Humana fue firmada al final del Encuentro Interreligioso en el Founder’s Memorial de Abu Dabi, en el marco del Viaje Apostólico del Papa Francisco a los Emiratos Árabes Unidos del 3 al 5 de febrero de 2019. Durante el Encuentro, el Papa dijo: “No hay alternativa: o construimos el futuro juntos o no habrá futuro. Las religiones, de modo especial, no pueden renunciar a la tarea urgente de construir puentes entre los pueblos y las culturas. Ha llegado el momento de que las religiones se empeñen más activamente, con valor y audacia, con sinceridad, en ayudar a la familia humana a madurar la capacidad de reconciliación, la visión de esperanza y los itinerarios concretos de paz.

El Viaje Apostólico a los Emiratos Árabes tuvo un eco mundial. En el vuelo de regreso a Roma, dialogando con los periodistas, el Pontífice subrayó que el documento nació “de la fe en Dios que es Padre de todos” y sigue “el espíritu del Concilio Vaticano II”.

Al día siguiente de su regreso al Vaticano, durante la Audiencia General del 6 de febrero de 2019, el Santo Padre exhortó a leer y estudiar el Documento firmado en Abu Dabi porque “da mucho impulso para avanzar en el diálogo sobre la fraternidad humana”.

Son muchos los que subrayan que la Declaración abre nuevos horizontes no sólo para el diálogo entre cristianos y musulmanes. Para el Ministro de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes, el jeque Abdallah Ben Zayed Al Nahyan, el encuentro del Papa con el Gran Imán de Al-Azhar marca, en particular, una nueva fase en las “relaciones entre religiones”.

Fuente: El Argentino
Tu Nombre:


Tu Mail:


Nombre del Destinatario:


E-mail del Destinatario: