La Gobernadora de Catamarca firmó un convenio con el Embajador del Líbano

06.10.2017

ImprimirEnviar por e-mail

La Gobernadora de Catamarca firmó un convenio con el Embajador del Líbano
Fuente: AIN

AIN.- La Gobernadora Lucía Corpacci recibió al embajador de la República Libanesa en Argentina, Antonio Andari, para firmar un convenio de cooperación mutua que permitirá que los ciudadanos catamarqueños con descendencia libanesa puedan acceder a la doble ciudadanía.

El encuentro se realizó en el Salón de Acuerdos “Fray Mamerto Esquiú” de Casa de Gobierno, y estuvieron presentes el ministro de Gobierno, Gustavo Saadi; el director del Registro Civil, Rolando Contreras; el administrador del IPV, Dante López Rodríguez; el parlamentario del Mercosur, Isauro Molina; el intendente de la Capital, Raúl Jalil; el secretario de Coordinación Regional, Horacio Solá Jais y el presidente de la Cámara de Diputados, Marcelo Rivera e integrantes de la autoridades de la Fundación Maronita, entre otras autoridades, según informa el portal de la gobernación.

Contreras explicó que no solo se trata de adquirir la doble ciudadanía sino que también “podrán ejercer los derechos civiles y políticos que permiten esta condición, es por eso que es auspicioso que se haya tomado la decisión política y vamos a trabajar desde el Registro Civil como órgano competente para estar a la altura de la circunstancias”.

La gobernadora agradeció la visita y destacó el interés "por los argentinos de raíces libanesas que viven en la provincia tengan la oportunidad de hacer los trámites por la doble ciudadanía, como se vino haciendo con muchos otros países, como España e Italia", lo cual habla "de la historia y las raíces de nuestro país".

Recordó que "tal vez por similitudes geográficas, muchos libaneses decidieron venir al norte del país, y dentro de nuestra provincia muchos se radicaron en el oeste", porque ciertas zonas de Tinogasta y Belén son muy parecidas a zonas de Líbano.

La mandataria subrayó que tanto en el NOA como en el resto del país, las corrientes inmigratorias se "ensamblaron maravillosamente", lo que se expresa en familias con integrantes de distintas colectividades que tuvieron "hijos profundamente argentinos, sin olvidar nunca de dónde venimos".