Ahed Tamimi: El rostro de la resistencia palestina

27.12.2017

ImprimirEnviar por e-mail

Ahed Tamimi: El rostro de la resistencia palestina
Fuente: TELESUR

AIN.- El martes 19 de diciembre la joven palestina menor de edad fue detenida por el Ejército israelí tras un allanamiento de su propiedad en horas de la noche.

En un video que se hizo viral en los últimos días, se observa como una joven reclama y abofetea a soldados israelíes que, de acuerdo con el testimonio de su padre, Bassem Tamimi, ingresaron de manera ilegal a la propiedad de su familia en la aldea de Nabi Saleh, en Cisjordania.

La joven de 16 años de edad, de nombre Ahed Tamimi y de procedencia palestina, resistió ante un soldado fuertemente armado nada más que con su valor y su coraje, comentó su padre.

Se enfrentó a ellos en su esfuerzo por hacerlos marchar y, como consecuencia, unos días más tarde, el Ejército israelí allanó su casa y fue arrestada.

assem Tamimi relató que su esposa, madre de Ahed, fue también arrestada cuando llegó a la cárcel para acompañarla en el interrogatorio, así como un primo de la familia de 21 años. Todos están detenidos en Israel, en violación de la ley internacional.

La reacción de Ahed se produjo debido a que media hora antes del allanamiento, un soldado le había disparado a un familiar en el rosto con una bala de acero recubierta de goma que le causó heridas graves y lo dejó en estado de coma, según narró su padre.

El arresto ha provocado protestas alrededor del mundo. Por su parte, las autoridades israelíes han intentado coaccionar la confesión de Ahed sin la participación de un abogado o su padre. Además, fue trasladada al menos tres veces a prisiones diferentes, sin haber sido acusada aún de cometer algún crimen.

"Ahed es una chica fuerte y valiente, y estoy orgulloso de la firmeza de mi hija, pero cuando la vi sentada en el Tribunal Militar israelí me sentí impotente y asustado por ella (...). Me duele mucho ver a mi hermosa hija encarcelada en un tribunal militar que ve y trata a los palestinos como menos que humanos", dijo su padre.

De acuerdo con el testimonio de Bassem Tamimi, cada año Israel encarcela a cientos de niños palestinos. En los centros de detención los menores de edad están sujetos a abusos sistemáticos por parte del Ejército israelí.

A menudo son sacados de sus casas en medio de la noche por soldados armados, arrancados de sus camas y de los brazos de sus padres. Sufren amenazas y violencia física. Son interrogados sin un abogado o sus padres presentes, y presionados para firmar confesiones en hebreo, que la mayoría no entiende.

"La ocupación militar de Israel contrasta con todo lo que es justo y humano, desde el abuso de nuestros hijos hasta el abuso de nuestra tierra. Como padres, tratamos de proteger a nuestros hijos contra la ocupación y toda su violencia, desigualdad y falta de libertad, pero hay mucho que podemos hacer para protegerlos", aseguró Bassem Tamimi.

Ahed, un símbolo de resistencia

Su nombre se hizo notorio cuando en 2010, teniendo tan solo 11 años, se enfrentó a los soldados israelíes con el puño en alto, reclamando conocer el paradero de su hermano detenido.

Su familia, así como tantas otras, ha sufrido directamente los estragos de la ocupación. Hace cinco años, su tío, hermano de su madre, recibió un disparo en la espalda y fue asesinado por un soldado durante una manifestación contra el bombardeo israelí de Gaza. Dos años más tarde, en el aniversario de su muerte, su madre recibió un disparo en la pierna.

Especialistas advierten desde hace años de los efectos traumáticos de la ocupación sobre los niños palestinos. Entre los síntomas enumeran las pesadillas, falta de concentración, la renuencia a ir a la escuela, el aferramiento, la renuencia a dormir solos, insomnio, agresividad, conductas regresivas, orinarse en la cama, los síntomas psicosomáticos, como fiebre alta sin una razón biológica, o una erupción en el cuerpo.

La detención de Ahed, que ha sido calificada como un acto de retaliación para vengar el orgullo, el honor y la masculinidad de los soldados israelíes, ocurre cuando el conflicto palestino-israelí se ha agudizado en las últimas semanas por la decisión de Donald Trump de reconoce a Jerusalén como capital de Israel.

La red de Solidaridad con Prisioneros Palestinos Samidoun denunció que la detención de Ahed Tamimi es "la última de más de 450" realizadas por las "fuerzas de ocupación israelíes después de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, reconociera a Jerusalén como la capital de Israel".