“Nos hemos puesto a llorar por nuestros amigos en Palestina”

07.06.2018

ImprimirEnviar por e-mail

Nos hemos puesto a llorar por nuestros amigos en Palestina
Fuente: El Intransigente

AIN.- Así contó en diálogo con El Intransigente, Jesús Blanco, uno de los manifestantes de Barcelona, quien aseguró que la decisión de la selección “no fue por miedo”.

Por Leticia Martínez.- Sin dudas la decisión de la selección argentina de no jugar en Israel será tema por unos días más. El Intransigente se comunicó con Jesús “Tus” Blanco, de No Más Complicidad con Israel, y uno de los organizadores de la protesta que generó un impacto internacional, para conversar sobre la decisión de los jugadores argentinos.

“No creíamos que fuéramos a conseguir que la selección argentina cambiara de opinión. Creemos que ha sido un punto de inflexión. Nos hemos puesto a llorar por nuestros amigos y amigas en Palestina”, explica Blanco, acerca de lo que esperaban de la manifestación.

El militante por la causa palestina, asegura que el principal objetivo de la protesta “era interpelar y poner en agenda el tema”, pero que se llevaron una gran sorpresa cuando finalmente los jugadores decidieron cancelar el partido.

¿Amenazas?

Mucho se dijo sobre cuál fue el real motivo por el cual la selección no viajará a jugar en Jerusalén, ciudad en disputa debido a que el Estado de Israel ocupa la parte oriental que le corresponde a Palestina. Entre los motivos que se especularon, uno era que había sido por recibir amenazas, y por ende, por temor a que les suceda algo decidieron no viajar.

A quién vamos a amenazar unas 20 personas con silbatos y bocinas. Yo mismo estuve pintando las camisetas”, aseguró Blanco haciendo referencia a las remeras pintadas de rojo, simulando sangre y que habían sido muy cuestionadas.

Queríamos explicar que si la seleccion jugaba ese partido se mancharía de sangre metafóricamente hablando”, explica el integrante de No más Complicidad con Israel. El militante sostiene que jugar en ese país es avalar un “estado racista”, y recuerda que el Ejército israelí recientemente asesinó a más de 50 palestinos y dejó más de dos mil heridos.

Consultado acerca de si los jugadores decidieron no viajar por temor, Blanco cuenta que aprendió de su amigo argentino que milita con él, que primó la frase “la pelota no se mancha”. “Tengo muy claro que si no fueron, no fue por miedo”, concluye el militante que generó que la noticia circulara en todo el mundo.

Por qué no jugar

Jugar a ese partido era una contribución a lavar la imagen de Israel, imagen que quiere dar de un Estado democrático, pero que es un Estado racista trabajado a favor del apartheid”, aseguró el catalán, para argumentar por qué Argentina no debía viajar a Israel.

Blanco adelantó que desde la organización seguirán trabajando para conseguir que la Federación Internacional de Fútbol y las federaciones deportivas para que prohíban a Israel participar en competiciones deportivas internacionales, “hasta que no cumpla sus deberes en el respeto a los derechos humanos y derecho internacional”.

Los militantes que lograron hacer cambiar de opinión a la selección, se acercaron ayer al hotel donde se alojan en Barcelona los jugadores para entregarles una carta de agradecimiento. También le dejaron una camiseta con la consigna que reza: “Gracias por estar del lado correcto de la historia”.