Los jóvenes del mundo son cada vez menos religiosos

16.06.2018

ImprimirEnviar por e-mail

Los jóvenes del mundo son cada vez menos religiosos
Fuente: PERFIL

AIN.- Según un sondeo, a esa edad las personas tienden a ser menos creyentes que los adultos. Lo contrario se da en raras ocasiones. Cuáles son los países más fieles.

Los grupos religiosos del mundo vienen envejeciendo desde hace décadas mientras los adultos jóvenes ahora son mucho menos propensos a identificarse con una religión o participar en diversas prácticas religiosas. Este fue el resultado de un análisis de encuestas que el Pew Research Center llevó a cabo en más de 100 países a lo largo de la última década.

"Aunque la brecha de edad en el compromiso religioso es más grande en algunos países que en otros, ocurre en muchos contextos económicos y sociales diferentes”, explican los encuestadores, que agregan que este fenómeno se da “tanto en países en desarrollo como en economías industriales avanzadas, en países de mayoría musulmana y en estados predominantemente cristianos”.

Aunque este patrón está en auge, no ocurre en todo el mundo por igual. “En muchos países, no hay diferencia estadísticamente significativa en los niveles de observancia religiosa entre adultos más jóvenes y mayores”, explica el centro de investigaciones. “No obstante, en los lugares donde sí hay una diferencia, siempre es en el sentido de que los adultos más jóvenes son menos religiosos que los mayores”.

Las encuestas indican que es menos probable que los adultos de 18 a 39 años -en comparación con los de 40 en adelante- digan que la religión es muy importante para ellos. Esto ocurre en 46 de 106 países encuestados en los últimos diez años.

En 58 países, no hay diferencias significativas entre adultos más jóvenes y mayores respecto a esta cuestión. Y solo en dos países -Georgia y Ghana- los adultos jóvenes son más religiosos que los mayores. En cuanto al compromiso de las personas con su religión y las actividades inherentes, en 14 de 19 países encuestados en América Latina y el Caribe los adultos menores de 40 años son mucho menos propensos a decir que la religión es importante en sus vidas.

Lo mismo ocurre en aproximadamente la mitad de los países europeos (18 de 35) y en los dos países encuestados en Norteamérica (EE.UU. y Canadá; México se incluye con las cifras de América Latina).

Los países con porcentajes más altos de personas que dicen que la religión es muy importante en sus vidas están en África, Oriente Medio, el sur de Asia y América Latina, mientras que los porcentajes más bajos están en Europa, Norteamérica, el este de Asia y Australia.

La brecha de edad es más común en algunos grupos religiosos que en otros. Por ejemplo, la religión es menos importante para los adultos cristianos más jóvenes en casi la mitad de los países de todo el mundo donde los tamaños de las muestras son lo suficientemente grandes como para permitir comparaciones por edad entre los cristianos (37 de 78).

En el caso de los musulmanes, esto se observa en aproximadamente la cuarta parte de los países encuestados (10 de 42). Entre los budistas, siempre según el informe del Pew Research Center, los adultos más jóvenes son menos religiosos solo en un país (Estados Unidos) de los cinco países de los que hay datos disponibles.

El número de católicos bautizados en el mundo aumentó de 1,285 millones en 2015 a 1,299 millones en 2016, con un aumento general de 1.1%, según informó esta semana El Vaticano. Este crecimiento es ligeramente menor que el de la población mundial entre 2015 y 2016. Creció de 17,73 bautizados por cada 100 habitantes en 2015 a 17.67 en el año siguiente. Estos son algunos de los datos publicados por el Anuario Pontificio 2018 y el Annunarium Statisticum Ecclesiae 2016, divulgado por el Osservatore Romano.