Proponen el diálogo interreligioso como solución a conflictos

23.06.2018

ImprimirEnviar por e-mail

Guillermo Marcó, Daniel Goldman y Omar Abboud
Fuente: CAMINOS RELIGIOSOS

AIN.- Los co-presidentes del IDI, Guillermo Marcó, Daniel Goldman y Omar Abboud, plantearon que este tipo de diálogo puede ser una respuesta a problemas globales ya que "se caracteriza por no tener la intención de doblegar al prójimo".

Miembros del Instituto de Diálogo Interreligioso de Argentina participaron de un seminario en Portugal donde propusieron ese tipo de diálogo como solución a los conflictos globales.

El rabino Daniel Goldman, co-presidente del IDI, sostuvo que el diálogo interreligioso puede ser una respuesta para un mundo donde subyacen cuestiones de fe "en sus principales conflictos", durante un seminario sobre el tema organizado por la embajada argentina en Portugal.

El rabino enfatizó que el diálogo interreligioso "se caracteriza por no tener la intención de doblegar al prójimo, sino que significa respetar al otro y a sus tiempos", como parte del "Seminario Interreligioso: Experiencias en la Argentina y en Portugal", que cerró el miércoles en la sede diplomática.

En tanto, el sacerdote católico Guillermo Marcó, también co-presidente, evocó la declaración interreligiosa firmada en 2005 para condenar el uso del nombre de Dios para ejercer violencia sobre el otro y destacó que el diálogo interreligioso sea "uno de los pilares del pontificado del Papa Francisco".

"En Argentina y Portugal existe una convivencia pacífica entre las religiones, lo que las convierten en un ejemplo a seguir en lugares donde todavía esa relación es hostil", afirmó el embajador argentino en Portugal, Oscar Moscariello, al trazar un balance de las jornadas de debate realizadas el martes y miércoles.

La actividad se realizó como parte de la visita a Portugal de los co-presidentes del Instituto de Diálogo Interreligioso argentino, el rabino Daniel Goldman, el padre Guillermo Marcó y el dirigente islámico Omar Abboud.

A lo largo de dos jornadas se realizaron paneles que debatieron "La experiencia interreligiosa en Portugal", "La Religión en la Sociedad Contemporánea" y la "Relación entre los Seres Humanos y la Naturaleza".
El encuentro culminó con un concierto de tango al que también asistieron representantes de las principales autoridades portuguesas y miembros del cuerpo diplomático.