Huellas del tiempo y la cultura árabe en Cuba


La exposición Huellas del Tiempo intenta mostrar, con una colección de 17 instantáneas, los íconos que identifican al pueblo saudí en cualquier rincón del planeta
Fuente: Bohemia

AIN.- Con una colección fotográfica que refleja la cultura del Reino de Arabia Saudita y su evolución en el tiempo, la Casa de los Árabes abre el verano y reconecta al público cubano con una parte de su herencia.

A pesar de su insularidad, o quizás por ella que le permitió ser puente y destino, Cuba ha sido siempre multicultural.

Una de las instituciones encargadas de difundir esa impronta diversa es la Casa de los Árabes, perteneciente a la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana. En esta ocasión, la exposición Huellas del Tiempo intenta mostrar con una colección de 17 instantáneas, los íconos que identifican al pueblo saudí en cualquier rincón del planeta.

El embajador del Reino de Arabia Saudita en Cuba, excelentísimo seños Faisal bin Muslat Almandeel, declaró a BOHEMIA que la exposición inicia un nuevo camino de intercambio cultural, que había quedado un poco dormido desde la última participación en la Feria Internacional del Libro.

“Cuba es un país de una cultura muy rica, y su pueblo es uno de los más cultos, hemos tratado de que conozca parte de la cultura de Arabia Saudita, eso hace que se estrechen más las relaciones que históricamente han sido muy buenas”, comentó el diplomático.

La Casa de los Árabes, con 36 años de labor, fue parte de una idea del historiador de la ciudad, Eusebio Leal, de fundar casas museos con la historia y la cultura de diferentes regiones que tuvieron vínculos y dejaron una impronta en la Isla.

Desde el siglo XVI la huella árabe, que llegó a través de España, comenzó a marcar la arquitectura con elementos mudéjares que todavía se aprecian en varias edificaciones del casco histórico. Después la considerable inmigración libanesa, palestina y siria en la Isla, extendió esa influencia que ha quedado en los apellidos de muchos cubanos.

Con el triunfo de la revolución cubana, las relaciones diplomáticas entre el archipiélago y varias naciones árabes vive una nueva etapa con el apoyo a la descolonización de muchos de estos países, al movimiento de liberación de Palestina y del pueblo saharaui, por ejemplo, explica Rigoberto Menéndez, director de la Casa de los Árabes.

Este museo etnográfico que busca reflejar el modo de vida de los países del Medio Oriente también tiene una responsabilidad sociocultural, de difundir y sostener esa impronta.

Por ello, además de la colecciones permanentes o itinerantes, realiza un proyecto socioeducativo con niños, niñas y personas de la Tercera Edad, así como ciclos de conferencias, y diversos encuentros académicos.

Entre las temáticas abordadas en los últimos años ha estado la creciente presencia del Islam en Cuba a partir de los años 90.

Por varios años la casa también poseía una sala de rezos, que fue trasladada a un espacio contiguo dado el crecimiento de la comunidad musulmana en la ciudad.

Para este verano, este centro sociocultural también prevé incorporar a las tradicionales Rutas y Andares de la Oficina del Historiador de la Ciudad, la ruta Los primeros siglos árabes de La Habana, que repasará la influencia en lo arquitectónico durante los siglos XVI y XVII, y algunas edificaciones del siglo XX como el Hotel Sevilla.