El Centro Islámico de la República Argentina participó de una jornada interreligiosa

30.09.2019

ImprimirEnviar por e-mail

El Centro Islámico de la República Argentina participó de una jornada interreligiosa
Fuente: CIRA

AIN.- El pasado jueves 26 de septiembre, el Centro Islámico de la República Argentina participó de una jornada de diálogo interreligioso en el Auditorio de la Asociación Cristiana de Jóvenes.

La jornada denominada «Cuidado de la Creación – Cuidado de la Humanidad» contó con un panel interreligioso con la participación del Islam, Judaísmo, las Iglesias Católica y Evangélicas y los Pueblos Originarios en respuesta a la crisis ambiental que afecta la vida.

Estuvieron presentes el Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina y Obispo de San Isidro, Monseñor Oscar Ojea, el Secretario General de la Asociación Cristiana de Jóvenes (YMCA) de Argentina, Señor Norberto D. Rodríguez, y el Presidente de la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas y Pastor de la Iglesia Evangélica Metodista Argentina, Señor Néstor Míguez.

El panel estuvo integrado por el Obispo de Reconquista, Monseñor Ángel Macin, el Secretario de Cultura del Centro Islámico de la República Argentina, Profesor Ricardo Elía, la Representante de la Iglesia Evangélica, Doctora Claudia Montanari, el Representante de la Comunidad Bet-El, Rabino Daniel Goldman, y la Representante de los Pueblos Originarios Qom, Señora Margarita Cantero.

En su alocución, el Profesor Elía destacó la importancia de Laudato si (“Alabado seas”), la denominación de la segunda encíclica del Pontífice Francisco I, firmada el 24 de mayo de 2015, mencionado que la encíclica enfatiza: «El desafío urgente de proteger Nuestra Casa Común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar. El Creador no nos abandona, nunca hizo marcha atrás en su proyecto de amor, no se arrepiente de habernos creado. La humanidad aún posee la capacidad de colaborar para construir nuestra casa común.»

El Secretario de Cultura del CIRA también señaló que Laudato si critica a las economías consumistas, insensibles y con fines de lucro, y condena la injusticia, la desigualdad y la pobreza, ya que la compasión y la justicia requieren voces que defiendan a los más desamparados y marginados, los que a menudo se quedan sin voz; los que han sido empujados a la pobreza, a los que se les ha negado el acceso a alimentos, agua y otros derechos humanos básicos, los que soportan la miseria sin trabajo ni vivienda digna. Igualmente, la encíclica se refiere al cambio climático, provocado por las grandes potencias, que es una gran amenaza contra la humanidad.

En otra parte de si disertación, el Profesor Elía destacó que en numerosos versículos del Generoso Corán, que es el mensaje divino, el equilibrio solo puede restablecerse si los seres humanos actúan con justicia y equidad. Así, por ejemplo, leemos: «[El Misericordioso] Ha elevado el cielo. Ha establecido la balanza para que no faltéis al peso. Y cumplid el equilibrio con total equidad, y no lo alteréis.» (El Generoso Corán: Capítulo Ar-Rahmán, “El Misericordioso”, 55:7-9)

Elía concluyó diciendo que los musulmanes, de acuerdo con los principios del Islam, se comprometen de manera sustancial con la Encíclica Laudato Si para construir una amplia solidaridad con compromisos globales significativos para el bien de la humanidad, a través de la administración responsable de la Tierra, Nuestra Casa Común, creada por Dios Altísimo y Misericordiosísimo para nuestro beneficio y felicidad