Religiones por la paz América latina y el Caribe expresa su cercanía a los musulmanes por el fin del Ramadán

22.05.2020

ImprimirEnviar por e-mail

Religiones por la paz América latina y el Caribe expresa su cercanía a los musulmanes por el fin del Ramadán
Fuente: AIN

AIN.- Unos 15 miembros de las diferentes confesiones religiosas reunidas en Religiones por la paz América latina y el Caribe tomaron la palabra en un encuentro virtual para expresar su cercanía a los musulmanes de la región, pero también para conocer las dificultades y desafíos que presenta la actual pandemia para la salud y las economías nacionales.

La reunión virtual que fue convocada por la organización ecuménica Religiones por la paz, fue una oportunidad para manifestar afecto y cercanía a la comunidad musulmana por el fin del mes de Ramadán y la fiesta del Eid al-Fitr o ruptura del ayuno.

La apertura del encuentro – informa una nota del Celam – citada por Vatican News, estuvo a cargo del copresidente de Religiones por la Paz Internacional y vice moderador del Consejo Latinoamericano y Caribeño de Líderes Religiosos, Muhammad Yusuf Hallar, quien explicó la importancia de esta festividad sagrada y agradeció la presencia de los miembros de la comisión presentes. El líder religioso recordó que para los musulmanes el mes del Ramadán es un mes de reflexión, tranquilidad y en el que se hace manifiesta la compasión con el mundo que padece por dolores como el hambre, el exilio, la muerte y la guerra. “Este año – dijo - el mayor sufrimiento para todos es la expansión del coronavirus”.

Precisamente, esta preocupación fue compartida por el cardenal Raymundo Damasceno Assis, Moderador del Consejo Latinoamericano y Caribeño de Líderes Religiosos, quien expresó su alegría al vivir este encuentro pese al dolor que se vive en el mundo entero por los efectos del COVID-19.

También la Secretaria General internacional de Religiones por la paz, Azza Karam expresó su agradecimiento por la posibilidad de compartir este momento sagrado para la comunidad musulmana y reiteró su apoyo para que la voz de todas las confesiones se escuche en este momento en que el mundo requiere de solidaridad y unión por parte de quienes pueden liderar a sus comunidades de fe.

En su intervención, monseñor Juan Carlos Cárdenas destacó que la experiencia del ayuno y el confinamiento vividos como un tiempo de gracia en la intimidad de la familia, permite una vivencia más conectada con el dolor que atormenta a todos, en especial, ante esta pandemia de Covid- 19.