Manifestantes palestinos trataron de derribar el muro israelí

26.06.2011

ImprimirEnviar por e-mail

Manifestantes palestinos utilizan una excavadora para tratar de derribar el muro israelí.
AnteriorSiguiente
Fuente: OICPALESTINA

AIN.- El viernes con una excavadora intentaron derrumbar el muro que separa Cisjordania de los territorios israelíes y su paso por la localidad de Bilin, el cual comenzó a construir el Ejército israelí.

Los soldados israelíes utilizaron gases lacrimógenos y líquidos pestilentes para disuadir a los manifestantes que agitaban banderas ante la valla metálica que mantiene a los ciudadanos locales alejados de sus tierras.

En los últimos seis años Bilin, situada unos 25 kilómetros al este de Tel Aviv, fue escenario de protestas contra el muro, que han atraído a activistas palestinos y extranjeros. Cientos de personas resultaron heridas o algunas incluso han fallecido en las múltiples concentraciones. Michael Sfard, abogado de los vecinos del pueblo, precisa que, en virtud del mandato del tribunal, se recuperarán en torno a 80 hectáreas, menos de la mitad de las que se habían perdido.

El Ejército israelí derribó el miércoles una torre de vigilancia con vistas a Bilin y aseguró que estaba dispuesto a desmantelar parte de la valla, cuatro años después de que el Tribunal Supremo israelí dictaminara que debía ser recolocada para dar a los palestinos un mayor acceso a tierras de cultivo.

Dirigentes y activistas palestinos llegaron el pasado viernes a Bilin para celebrar la decisión, pero dijo que las protestas continuarán, porque gran parte de la tierra seguía siendo inaccesible. "El cambio de trazado del muro representa menos de la mitad de las tierras que les fueron confiscadas", denunció el primer ministro palestino, Salam Fayyad, a Reuters. "Esto representa un retroceso y, por lo tanto, este hecho tiene un significado importante pero esto sólo puede terminar con el fin de la ocupación junto con sus injusticias, sus asentamientos y sus muros", agregó.

La barrera dificulta los desplazamientos de la población palestina, que ve cómo no puede acceder con facilidad a centros educativos y de atención médica y a los lugares de trabajo. Israel insiste en que es necesaria para garantizar la seguridad de su población.

Israel ha construido un muro de hormigón de varios cientos de metros detrás de la valla, que sustituirá a la actual. Sin embargo, el cercado metálico original sigue en pie y una decena de manifestantes trataron de derribarla con una excavadora.